Sierra Pintada sigue sin remediarse advierte la AGN



Alertan por la contaminación en el complejo Sierra Pintada  

Fecha de Publicación
: 28/07/2015
Fuente: Mendoza Opina
Provincia/Región: Mendoza


La Auditoría General de la Nación advirtió que la Nación no cumplió con el saneamiento del Complejo Minero Fabril, de donde se producía uranio.
Los residuos y pasivos ambientales que dejó la mina y el Complejo Fabril Sierra Pintada siguen acumulados y sin el tratamiento ambiental para remediar esa contaminación en San Rafael. El Estado nacional, a través de la Comisión Nacional de Energía Atómica, debía subsanar la contaminación generada en el lugar, pero el trabajo comprometido no se realizó. Ahora la Auditoría General de la Nación realizó un crítico informe sobre la situación y alertó a las autoridades.
Agua contaminada almacenada (con niveles de contaminación superiores a los permitidos), tambores con desechos que desaparecen, falta de estudios ambientales actualizados y también de transparencia en cuanto al manejo de la información. Esos son solo algunas de las irregularidades halladas por la AGN. Lo llamativo del informe de la AGN es que a pesar de los pasivos ambientales no se trataron, se han gastado más de 24 millones de pesos en los últimos años. “No se observan avances en la gestión integral de pasivos ambientales; no se ha tratado ninguno de los pasivos prioritarios (agua de cantera (AC) y residuos sólidos (RS) dispuestos transitoriamente en tambores) aunque se ha avanzado en la realización de obras que permitirán su tratamiento”, concluyeron los auditores. “La CNEA no realizó estudios del impacto del Radio y el Uranio sobre la flora y fauna en el CMFSR desde el año 2002”, agregaron.
El Gobierno nacional había incluido en su plan nuclear (lanzado por Néstor Kirchner) la apertura de la mina Sierra Pintada para proveer de uranio a las centrales nucleares. Por eso la presión sobre la provincia aumentó. Desde el Mendoza pusieron como condición excluyente para reabrir la mina, que sean saneados todos los pasivos ambientales que se dejaron sin tratar. Por eso la CNEA presentó un plan, pero nunca fue aprobada la Declaración de Impacto Ambiental. Una de las razones fundamentales fue que la CNEA no se presentó a la audiencia pública en el año 2007.
En el informe de la AGN se detallan los pasivos que siguen sin tratar. En total hay 5223 tambores “alojados transitoriamente en trincheras” donde hay 14 toneladas de efluentes con uranio que son residuos de la planta de Dioxitex en Córdoba. Además hay 1.050.000 m3 de colas de mineral, agua de canteras con alta concentración de uranio, radio y arsénico (por encima de lo permitido).
uditoría descubrió que había más tambores con contaminación que lo declarado. Concretamente denuncian que hay una “inconsistencia entre el total verificado 5291 y lo informado mediante documentación otorgada por ellos previamente titulada “Cantidad y ubicación de los Residuos Sólidos en el CMFSR” que poseen un total de 5223 distribuidos en 8 trincheras, surgiendo en consecuencia una diferencia de 68 tambores los cuales no fueron contemplados en ninguna documentación”, dice el informe.
A pesar de la falta de acción, la CNEA tuvo presupuestados varios millones para esa terea: $13.500.000 en 2010; $12.800.000 en 2011; $11.000.000 en 2012 y $ 8.428.500 en 2013.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs