Preocupa el bajo caudal del Colorado



El Colorado trae un hilo de agua y arrastra todos los males  

Fecha de Publicación
: 07/07/2015
Fuente: Diario Río Negro
Provincia/Región: Patagonia


Redujo su caudal al 10% de la medida anual. Es notable el aumento de la salinidad del agua.
El río Colorado lleva el 10% del caudal que tiene en un año normal, lo que aumenta en forma notable la salinidad natural de sus aguas y ocasiona numerosos inconvenientes en las poblaciones ribereñas. Una grave derivación podría tener para la sanidad animal: está tan bajo que se puede cruzar a pie con ganado, eludiendo los controles de la barrera geográfica que previene la difusión de la aftosa.
Las constantes bajantes del agua del río Colorado llevan una década, y el proceso -agravado con el paso del tiempo- moviliza ya a los regantes de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires, quienes utilizan y consumen el liquido.
Entre las causas de semejante crisis hídrica se menciona el cambio climático, que produjo una reducción drástica de nieve y lluvia en la cordillera, desde donde nacen los afluentes. Además, la represa de Casa de Piedra retiene buena parte del escaso caudal de agua, el que sólo libera según las necesidades de generación de energía. Para colmo, el anuncio de la construcción de la represa Portezuelo del Viento, en Mendoza, agravará la situación cuando el agua del río Grande sea derivada para ese lugar.
Como salida a esta situación, desde Río Colorado se apuntó con firmeza a impulsar el transvasamiento de agua desde el río Negro y se cuestionó el abandono por parte de Nación del Plan Estratégico para la cuenca del Colorado. Desde que se inició la restricción del agua, el caudal que corre por la zona es apenas de unos 15 mv/s, lo que equivale a un 10% del de un año normal.
Este fenómeno castiga a todas las poblaciones ribereñas que ven como aumenta la salinidad, ya evidente, pues sobresale en el sabor al beber el agua potable.
Esto ocasiona que la comunidad se vuelque a consumir agua envasada. Sólo en Río Colorado hay tres empresas que venden ese producto y la cartera de clientes supera ya las 6.000 familias, sin contar lo que se vende en los supermercados.
También la problemática afecta la generación de energía en el dique Salto Andersen, que hace años sólo puede generar pocos meses cada temporada. Esto tiene consecuencias económicas, ya que la central hidroeléctrica se hizo previendo una rentabilidad de 103 dólares por MW/h, y ese valor iba permitir pagar en diez años la totalidad de las inversiones, el financiamiento obtenido para la construcción y los gastos operativos. La baja tasa de generación demora más tiempo de lo previsto la amortización del gasto.
Otra derivación grave podría afectar la sanidad animal: productores rurales advierten que el poco caudal permite que se pueda transitar de una provincia a otra animales en pie. La bajante, que no tiene precedentes en los últimos años, viene produciendo cambios en el nivel del lago Casa de Piedra, único regulador que tiene el río Colorado.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs