Los beneficios de la separación de RSU en Salta



"Ahora hay menos contaminación"

Fecha de Publicación
: 13/06/2015
Fuente: El Tribuno
Provincia/Región: Salta


La recolección selectiva tiene un aspecto ambiental y otro social. El destino final son los recuperadores de residuos, quienes hoy están constituidos como cooperativas.
Benita Fernández, presidenta de la cooperativa de Recuperadores de Residuos de Salta, en la que trabajan 63 familias, explicó en diálogo con El Tribuno que con el programa mejoró su situación. "No es que sea saludable, pero hay mucha menos contaminación al estar en el galpón bajo la sombra. Sería bueno que la Municipalidad se encargue de seguir avanzando. La cantidad de basura no es suficiente para todos", dijo.
Los recuperadores son personas que se dedicaron siempre a esto y la Municipalidad reconoció su trabajo. "Queremos que vayan avanzando y sean autosustentables, que no dependan del Estado y generen un verdadero empleo con capacidad propia", manifestó el ingeniero Urbina. Hubo un proceso de cuatro años de transformación del trabajo. Los recuperadores hicieron capacitaciones, estuvieron con representantes del Banco Mundial y vieron ejemplos de otras ciudades del mundo.
En el relleno hay dos sistemas de trabajo. Uno es el frente de descarga, adonde van a parar todos los residuos y donde están más expuestos a enfermedades. El otro es la recuperación de materiales en un galpón con mejores condiciones higiénicas. Este galpón se construyó con financiación de la Yaika y de la embajada de Japón en la Argentina. Allí tienen dos prensas para plástico y cartón y una pequeña cinta de clasificación. Se pagan el camión que saca la mercadería y el guardia de seguridad.
Las tres cooperativas son Mat-rec, Recuperadores de Residuos de Salta y Ceferino Namuncurá. Son 139 las personas que trabajan en el relleno sanitario San Javier; familias enteras que viven de la separación y venta de residuos reciclables.
Se dividen las jornadas de lunes a sábado en tres turnos rotativos de ocho horas. Venden los residuos secos a los intermediarios que la llevan a las plantas de reciclaje de Buenos Aires, Córdoba, Rosario y Jujuy. El precio del kilo de basura limpia y seca es para el plástico $1,70, cartón: $0,80, papel blanco: $1,40, botella de vidrio $0,40. En noviembre bajaron los precios de venta de casi todos los materiales y les explicaron que era por el precio del petróleo y por las vacaciones.
Benita Fernández tiene 14 hijos, 43 años y hace 30 que trabaja con la basura. "Sería bueno que la Municipalidad se encargue de seguir avanzando; la cantidad de basura no es suficiente para todos", dijo. Contó que por día juntan 70 kg, 100 como mucho. Juan Flores es presidente de Mat-Rec en la que trabajan 32 personas. Tiene 44 años y trabaja en el relleno sanitario hace 14. "La basura te aumenta la edad. Es un trabajo insalubre", contó.
"Con Separemos Juntos mejoró nuestra situación pero queremos más basura", dijo.

"Se juntan 700 toneladas"
Desde la Municipalidad señalaron que no bajan los costos pasar menos días. "Hemos recorrido muchísimas ciudades en Latinoamérica, y comparando el servicio es muy bueno. En muchas no hay recolección seis días a la semana", expresó Normando Zúñiga, funcionario municipal. Explicó que reducir los días no bajaría los costos. "El diseño de la recolección de residuos se da en función de la cantidad de residuos que genera una ciudad. Si con esta cantidad de camiones se reduce a tres días, hay que hacer 2 o 3 viajes por día y en vez de terminar a las 13, se termina a las 17", manifestó. Un camión tiene una capacidad de 9 m3; en los 24 recorridos que tiene la ciudad cada camión carga 8 m3.
Hoy en día, Salta genera entre 650 y 700 toneladas de basura por día. El relleno sanitario San Javier, que mide 68 hectáreas, también recepciona residuos de La Caldera, Vaqueros, San Lorenzo, Cerrillos, La Merced, Campo Quijano.
"No hay máquina que separe como lo hacen los humanos. Hay que hacer educación y reducir los volúmenes en disposición final", resaltó el ingeniero Urbina. Se presentó una ordenanza para promover la obligatoriedad del programa en los barrios en los que funciona. Con esta medida, se busca que el 10% que no lo está haciendo partícipe. Según un estudio de 2009, cada casa genera en promedio 1,55 kilos de basura por día.
Las clases altas generan 1,3 kilos y las bajas, 1,8 kilos; es decir que estas últimas generan más peso, pero menos cantidad de basura, mayormente orgánica. Organizaciones que trabajan en el tema apuntan a que cada casa procese la basura orgánica para generar compost. Luego de separar los residuos, la cantidad de basura que se evita enterrar es muchísima. Zúñiga señaló: "Los pañales descartables vienen como residuo urbano y van al relleno. La separación de esa materia es cara".
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs