De parque a cancha de golf en Santa Fe



Denuncian desmonte del parque Sur de Villa G. Gálvez para una cancha de golf

Fecha de Publicación
: 01/06/2015
Fuente: La Capital (Santa Fe)
Provincia/Región: Santa Fe


La Secretaría de Medio Ambiente clausuró el lugar y advirtió que habrá sanciones al gobierno local por la permanentemente depredación de este "unico pulmón de la región".
Vecinos de Villa Gobernador Gálvez harán el próximo domingo 7 un abrazo simbólico al Parque Regional Sur, como un gesto de protección de esta reserva natural muy codiciada por intereses privados, especialmente inmobiliarios. Por estos días el gobernador Antonio Bonfatti firmaría por decreto la declaración del predio como Reserva Natural Hídrica, lo cual le otorga cierto grado superior de seguridad, aparte del que ya posee a nivel local, y que no se respeta. La Secretaría de Medio Ambiente clausuró el lugar y advirtió que habrá sanciones al gobierno local por la permanentemente depredación de este invaluable terreno virgen y único pulmón verde de la región.
Prueba de ello es el desmonte, recientemente detectado por un grupo de vecinos ambientalistas y comprobado por la propia Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, de una gran porción del total de las 125 hectáreas que conforman el parque, en el corazón de la reserva, cerca de un zanjón. El espacio arrasado, según testigos, por máquinas municipales, era utilizado al parecer por ex cadis de un frigorífico como cancha de golf y ya reunía seis hoyos marcados (una cancha oficial lleva 18). El hecho fue denunciado a la cartera provincial, que intervino con inspecciones y motivó la gestión de la declaratoria de Reserva Natural Hídrica, como la medida más inmediata tendiente a la protección efectiva de ese suelo.
Sin embargo, mientras este trámite estaba en curso, Javier Moreno, un referente partidario local (GEN) y uno de los más enérgicos defensores del parque, vio cómo nuevamente “desmontaban con una motoniveladora del municipio detrás de las canchas de fútbol que están dentro de la parte recreativa del predio. Sacamos fotos, filmamos y la persona que la operaba escapó. Hicimos una denuncia policial, intervino el guardafauna honorario (Marcelo Rodríguez) y se labraron actas, pero lamentablemente siempre vamos detrás del problema: es por eso que necesitamos una intervención más fuerte en esas tierras”, señaló a La Capital.
Al respecto, el secretario de Medio Ambiente, César Mackler, confirmó a este diario que “ya está muy avanzado el trámite para que el Parque Regional sea declarado por decreto del gobernador como Reserva Natural Hídrica”. Para los vecinos ambientalistas esta cartera “está actuando muy bien, pero esta medida no es la solución final: lo ideal sería que ingrese al Sistema de Areas Naturales Protegidas o que pase a manos de la provincia, para que esté totalmente protegido”, señaló Moreno.
Los vecinos.?Vecinos del barrio La Isleta, ubicado frente al Parque Regional, son fieles testigos de los intentos de avasallamiento sobre este patrimonio natural. Graciela Camelino es pionera en la lucha por preservarlo y en su relato a La Capital da cuenta de los intentos de avasallamiento sobre las tierras protegidas y cómo los tiempos burocráticos atentan contra esta causa colectiva. La mujer vive en ese barrio desde 2007 y en 2008 “vi cómo cargaban tres camionadas de tierra. Me acerqué y me explicaron que querían hacer un club para chicos, que tenían permiso de la municipalidad. Unos días después otra vecina los ve que empiezan a sacar los arbolitos, unos espinillos que son de la fauna autóctona del lugar, y entonces me empecé a mover. Fui al Concejo, conseguí la ordenanza 1093/95 que la declara reserva ecológica, que establece que no se puede sacar ni poner nada, y con la ayuda del guardafauna y otras personas que se sumaron juntamos firmas, las presentamos gobierno local y logramos parar todo”, recordó.
Otros intentos. En 2011, “también esta misma gente hizo otro intento de avanzar sobre el parque. Nuevamente nos movilizamos y lo frenamos, pero pareciera que de bronca prendieron fuego intencionalmente en la reserva. Hace dos meses apareció el proyecto de cesión de seis hectáreas para que el Sindicato de la Carne hiciera un camping privado. Y otra vez nos convocamos y tuvieron que dar baja la iniciativa en tiempos de elecciones. Mientras tanto, con el guardafauna empezamos a gestionar para que pase a la provincia como paisaje protegido, pero mientras esperábamos la respuesta, nos enteramos que estaban desmontando a la altura del camping para hacer una cancha de golf. Esto lo vienen haciendo desde hace rato porque el césped ya está crecido de nuevo y tiraron árboles abajo”, relató la mujer.
“En estos días, mientras esperábamos que Medio Ambiente la declare la reserva como Reserva Hídrica, que es la medida más rápida para protegerla, ocurrió un nuevo desmonte del que Javier Moreno fue testigo. Van agarrando terreno porque nadie les dice nada, y mientras se demoran los trámites, ellos van avanzando, nos van ganando tiempo. Menos mal que alguien siempre los ve y denuncia. Mirá si yo no hubiese advertido en 2008 sobre lo que ocurría, ya habría de todo, porque hace mucho que se quieren hacer ahí cabañas, canchas y bajadas de lanchas, entre otras cosas. Acá el municipio debe hacerse cargo de lo que está pasando”.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs