Riachuelo: Macri se desentendió de relocalizar gente

Defensoría responsabilizó al gobierno porteño por "no hacer lo suficiente" para relocalizar familias del Riachuelo

Fecha de Publicación
: 30/05/2015
Fuente: Telam
Provincia/Región: Riachuelo


El defensor general de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Corti, responsabilizó al gobierno de Mauricio Macri por "no haber hecho lo suficiente" y "no motorizar como corresponde" el proceso de relocalización de familias por el saneamiento del Riachuelo.
La Defensoría presentó un informe denominado "La Causa Mendoza. La relocalización de las familias y el derecho a una vida digna. Las personas no son cosas", en el Centro Cultural Popular porteño, al lado de la villa 21-24.
En ese marco, Corti precisó que "las personas que están esperando ser relocalizadas por la Ciudad, que son más del 50 por ciento del total, no saben ni cómo, ni cuándo ni dónde" estarán en sus nuevas viviendas.
"Los que ya fueron relocalizados sufren muchas dificultades, porque las viviendas donde los trasladaron tienen muchos problemas; además, no tienen vacantes para sus hijos en las escuelas, no tienen cloacas ni centro de salud y tampoco pueden cartonear, porque los sacaron de su lugar de trabajo", precisó el Defensor.
Corti indicó que los que se quedaron cerca del Riachuelo "también están peor, porque en muchos casos tiraron abajo la pared del vecino, por ejemplo, y entonces se vive peor que antes y más expuesto. La situación es terrible y falta planificación".
Por su parte, la legisladora María Rosa Muiños coincidió y agregó que "hay un gran deudor que es el gobierno de la Ciudad, y también debemos responsabilizar a la Corte Suprema de Justicia, que no toma a los vecinos y protagonistas como parte en esta causa".
"Este es un proceso largo y penoso, pero está claro que las personas no son cosas y es injusto que vivan en la indignidad. Todavía no se cumple la ley de rezonificación", apuntó.
Mario Gómez, representante del cuerpo de delegados del Camino de la Sirga y director de la Casa de la Cultura Popular dijo que se sienten "invisibilizados".
"El no formar parte de la causa nos hace sentir objetos y no sujetos; generamos un arraigo y un sentimiento de pertenencia con nuestros barrios, por eso pedimos la relocalización en zona. Merecemos viviendas dignas y no vamos a ceder ni un centímetro, vamos a seguir dando batalla", aseguró.
A su vez el padre Lorenzo "Toto" De Vedia, sacerdote que actúa en a parroquia Virgen de Caacupé de la villa 21-24 y referente de ese asentamiento, sostuvo que "cuando la Justicia es lenta, es injusticia".
"Relocalizar implica tomar en cuenta un montón de complejidades; necesitamos que no se tomen decisiones políticas desde oficinas lejanas, sino desde el encuentro real y en cuerpo y alma con los vecinos", remarcó.
El drama que desde hace décadas viven las casi 18.000 familias que habitan las orillas de riachuelo comenzó a revertirse en los últimos dos años a partir de la puesta en marcha de los planes oficiales de relocalización, que incluyen viviendas nuevas con servicios básicos garantizados, que para muchos son la puerta de entrada a una vida nueva y más justa.
En los partidos de Avellaneda, Lanús y Lomas de Zamora ya se le dio solución a la mayoría de las familias que habitaban las orillas, y se está en proceso de dar una alternativa habitacional definitiva a los castigados vecinos de Villa Inflamable, ubicada en el corazón del polo petroquímico de Dock Sud.
Otros asentamientos ribereños como la Villa 26, y parte de la Villa 21-24, en Barracas, ya iniciaron el proceso de traslado a complejos habitacionales construidos en Luzuriaga y Olavarría, y en Castañares y General Paz, mientras que otros inmuebles, cuya construcción está en marcha, estarán emplazados en las calles Lacarra y San Antonio.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs