Ley de Bosques de nuevo en Córdoba con polémica



Ecologistas y ruralistas cuestionan la normativa

Fecha de Publicación
: 19/05/2015
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


Ambientalistas dicen que la ley es defectuosa y los productores opinan lo mismo de su reglamentación. La Provincia corregirá mapa de ordenamiento territorial.
Un mapa escolar. Esa es la mejor definición para el mapa del ordenamiento territorial de bosques nativos (OTBN) que Córdoba presentó a la Nación años atrás.
Tiene errores groseros, que la nueva gestión intentará salvar. Para ello ha convocado a ambientalistas, biólogos, productores y campesinos.
Pero ninguno de ellos está ilusionado con que este lavado de cara sea la transformación que realmente necesitan las normativas provinciales sobre bosque nativo (ley 9.814 y decretos reglamentarios 170/11 y 1131/12).
Antes y luego de la sanción de la ley, en 2010 se generó un fuerte debate entre el sector ambientalista y los productores rurales sobre el tipo de normativa que requería Córdoba. El resultado fue un mamarracho legal. Tanto es así que ambos sectores coinciden en que se necesita una nueva ley.

Fallas
Federico Kopta, del Foro Ambiental: “La principal falla está en su génesis: por un lado, no fue el fruto del proceso participativo exigido por la ley nacional, y entonces representa a los intereses de sólo un sector, en detrimento de los demás”.
Gabriel de Raedemaeker, Cartez: “El gran problema es el divorcio existente entre la ley y su posterior reglamentación. Lo que la ley autoriza, la reglamentación lo prohíbe. Esto trae como consecuencia el freno absoluto a la posibilidad de explotación productiva de todo el territorio que se encuentra pintado con colores rojo y amarillo”.
Guillermo Laguinge, Federación Agraria: “La ley establece que los propietarios de los campos están obligados a realizar y mantener las picadas contra incendios. Previamente debe tramitarse ante la autoridad de aplicación. A nadie escapa la relación entre la burocratización de este instrumento elemental de lucha contra el fuego y el descontrol de los incendios de los últimos años”.
Juan Carballo, Fundeps: “En la categoría roja, la normativa provincial permite numerosas actividades que contrarían la finalidad de conservación. Entre ellas, el aprovechamiento sustentable, la minería, actividades ganaderas, reservas forrajeras, producción bajo riego, y obras de infraestructura. Todas estas actividades requieren el desmonte previo, que está terminantemente prohibido en la ley nacional en zona roja”.
Horacio Britos, Movimiento Campesinos: “El problema es que no se está aplicando aún, no vemos restricciones concretas a los grandes eventos que alteran el bosque, como los desmontes para ganadería y la urbanización descontrolada”.

Una coincidencia
Todos los sectores señalan como una de las fallas más graves la confección del mapa, el cual es una simple hoja A4, en lugar de un diseño a escala con una versión cartográfica digital.
Cada cinco años, la ley nacional (26.331) obliga a realizar una actualización del OTBN. Ese plazo se vence en agosto de este año.
El Ministerio de Agua conformó una unidad ejecutora para llevar a cabo esta tarea. Y señala que la actualización no significará un cambio rotundo en los porcentajes de bosques en las diferentes categorías.
Actualmente, Córdoba tiene 2,39 millones de hectáreas en rojo (bosque de alto valor por su estado de conservación) y 530 mil en amarillo (valor medio). Según la Nación, las hectáreas pintadas en verde es cero, aunque en el mapa presentado por la Provincia aparece toda la superficie restante con ese color.
Los expertos consultados señalan que el nuevo mapa debería confeccionarse sobre los criterios que define la normativa nacional y que no fueron tenidos en cuenta en 2010.
Entre ellos, además de diagnosticar el estado del bosque nativo, se deben tener en cuenta las áreas de protección de cuencas, los sitios de humedales (como los bañados del río Dulce y Mar Chiquita) y áreas grandes con pendientes superiores al cinco por ciento. Y también, el potencial de sustentabilidad agrícola a largo plazo.
De Raedemaeker entiende que se deben considerar la aplicación de tecnología disponible que posibilita la protección y la recuperación de los ambientes con alguna presencia de bosque nativo pero con inclusión de ganadería.
“Tal vez lo importante sea la justa valoración de actividades que puedan llevarse a cabo para lograr una real sustentabilidad de todo el sistema, incluyendo al hombre como parte fundamental para propiciar su permanencia”, dijo.


La Provincia quiere rediscutir la ley, pero tras las elecciones

Ambiente reconoce que el cuerpo normativo es deficiente y pretenden cambiarlo con la participación de todos los sectores.
Hace tiempo que el reclamo de un cambio en la normativa sobre bosques nativos llega a los oídos de la actual gestión del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, quien es la autoridad de aplicación.
Desde esta oficina reconocieron que el actual cuerpo normativo es deficiente y manifestaron su voluntad de cambiarlo, aunque esta discusión ocurrirá luego de las elecciones.
Además de las críticas de los sectores rural y ambientalista, la normativa también representa un dolor de cabeza en la negociación por los fondos que la Nación debe distribuir entre las provincias.
Por varios años, Córdoba no recibió un peso por este motivo. Finalmente, se limaron algunas asperezas con parches legales (decreto 1131/12) y la promesa de un cambio de normativa.
Desde Ambiente indicaron que la idea es basarse en los principios incluidos en la normativa nacional. Realizar una normativa complementaria al texto madre, lo mismo que se hizo con la ley provincial de ambiente, que es complementa a la ley general del ambiente.
Y agregaron que en este proceso la discusión será amplia e involucrará a muchos actores. Sin embargo, descartaron que ese proceso comience antes de las elecciones y incluso estaría descartado que el debate comience en 2015.
Sobre la actual convocatoria para retocar el mapa del OTBN, Ambiente confirmó que no habrá cambios sustanciales, ya que se trata de una aclaración. “No se trata de un gran cambio en la ley, por eso se ha convocado a un sector acotado de los actores involucrados en el tema”, reconocieron.

La voz de Agricultura
Por su parte, desde el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos de la Provincia también ven con buenos ojos un cambio en la normativa.
En seguida, aclaran que la “intangibilidad del recurso natural bosque” en la ley nacional nunca está referido a los bosques en sí mismos sino a los servicios ambientales que prestan.
“Un nuevo concepto está referido al acuerdo de estándares tecnológicos de impacto ambiental. Nos deben asegurar la disminución de dicho impacto por medio de la tecnología”, explica Juan Cruz Molina.
Según el secretario, estas tecnologías de intervención pueden garantizar y hasta mejorar esos pisos de servicios ambientales, como por ejemplo la captura de carbono, la retención de la humedad en suelo, el reciclado de nutrientes, la mejora de la flora o la diversificación de la fauna.
“Con esto no sólo se busca una mejora de los procesos ecológicos, sino también el desarrollo de procesos culturales y de inclusión social de los pequeños productores que habitaron siempre estos lugares y lo seguirán haciendo”, señala.
Algunos ejemplos de esta tecnologías son el raleo selectivo de bajo impacto, el control de renoval o la intervención sobre fachinales que no presten servicios ambientales.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs