Arenas Trelew para Vaca Muerta



YPF presenta hoy el proyecto de las arenas

Fecha de Publicación
: 14/05/2015
Fuente: Diario Jornada
Provincia/Región: Chubut


La petrolera lanza en Trelew el plan para extraer arenas desde la Meseta y utilizarlas en yacimiento de Vaca Muerta. Qué son, para que sirven y qué potencial tiene un producto hasta ahora casi desconocido para la economía local.
La petrolera nacionalizada YPF presentará hoy por primera vez detalles de su proyecto para extraer arenas silíceas de la meseta de Chubut, que serán tratadas en la zona del Valle inferior.
La empresa convocó a un encuentro a la prensa en un hotel de Trelew, en donde se podrán hacer todas las consultas para evacuar las dudas que ha generado el tema. Nunca antes la empresa había hecho una presentación similar en Chubut, salvo cuando anunció que estaba dispuesta a avanzar en el proyecto, hace un año.
Durante los últimos meses el término “arena silícea” se incorporó al discurso habitual de funcionarios, legisladores, dirigentes políticos, comunicadores y por supuesto en todos aquellos que se interesaron por el potencial que Chubut tendría en uno de los recursos fundamentales para el desarrollo de la industria petrolera. Pero ¿qué es la arena silícea y qué la hace especial para su implementación en la explotación del shale oil o petróleo de esquisto, cuya principal reserva en el país se encuentra en la provincia de Neuquén, en la cuenca conocida como Vaca Muerta?
Si bien casi todas las arenas que se encuentran en tierra continental y en las costas no tropicales tienen como principal componente el sílice, las arenas silíceas o sílicas están compuestas en un 99,8% por mineral de cuarzo, que en su composición química se denomina dióxido de silicio.
Este tipo de material, se estima formado geológicamente hace 65 millones de años y que tiene en plena meseta chubutense un importante reservorio, tiene dos características fundamentales que la hacen útil a la industria petrolera: la primera es su esfericidad, ya que a diferencia de otras arenas tiene menos aristas y por otro lado es un material más resistente a la compresión.
La arena silícea descubierta en Chubut y que se utilizará para la explotación de Vaca Muerta, es según los especialistas, de una calidad superior a las halladas en otros puntos del país, como por ejemplo Entre Ríos, e incluso mejor que la importada desde Brasil y China por empresas petroleras, y sólo superada por la que traen de Estados Unidos.

El uso
A diferencia de la extracción convencional de petróleo y gas, con perforaciones que van hasta capas de arcilla que son permeables y que permiten que el petróleo y el gas fluyan hacia la superficie, el shale oil y shale gas se encuentran en la roca madre, por lo cual para su recuperación es necesario realizar una fractura hidráulica, de manera que el petróleo y el gas contenido en el extracto rocoso fluya y pueda ser sacado a la superficie.
La maniobra de fractura consiste en inyectar a alta presión agua con arena silícea y otros elementos. Al romperse la roca la arena inyectada recubre el interior de la fractura y genera condiciones de porosidad y permeabilidad que permite la salida del gas y el petróleo contenido en la roca madre.
Antes de llegar a los yacimientos, la arena de la meseta chubutense requerirá de al menos tres procesos previos. La extracción de la arena del yacimiento se realiza a través del método convencional de movimiento de suelo con uso de maquinaria pesada, como palas cargadoras y camiones.
Tal como informó Jornada en su edición del lunes, además de YPF, hay al menos dos empresas que a menor escala tienen una explotación incipiente de material para vender a distintas empresas perforistas, que son las que brindan el servicio de perforación hidráulica de los pozos “shale”.
La arena debe ser transportada en camiones desde la cantera hasta el valle con el fin de iniciar la primera etapa del procesamiento, que consiste en tres pasos: primero se lava, luego se seca y finalmente se pasa por distintas mallas, hasta lograr la granulometría deseada para su utilización en el yacimiento.
Del total de la arena que ha pasado los tres primeros procesos hay un 10% que deberá recibir un nuevo tratamiento, el que se denomina “envainado” y que consiste en mezclar esa arena con una resina, para darle un tamaño y esfericidad estándar. Una vez que el material está listo para la perforación, la maniobra de fractura se realiza primero con la arena más fina y luego se van colocando arenas más gruesas, hasta que en el final de la perforación, se utiliza aquella arena que fue tratada con resina.
Hasta ahora, las empresas que producen petróleo en Argentina, se abastecían de arena silícea importada de Estados Unidos, China y Brasil, aunque también de yacimientos ubicados en la provincia de Entre Ríos. En el caso de la arena importada de Estados Unidos, el valor por tonelada en el lugar de origen era de 100 dólares, pero una vez completo el proceso de transporte e ingreso al país se estima que su valor sería de aproximadamente $650 dólares cada mil kilos.
En términos generales se estima que los recursos conocidos hasta el momento de arena silícea en Chubut tienen una superficie aproximada de 100 km2 y unos 20 metros de profundidad, con una estimación de explotación que podría alcanzar los 30 años, dependiendo el volumen de extracción y procesamiento que se realice.

El proyecto que tiene YPF
La empresa YPF, que explota shale oil y shale gas en Vaca Muerta en sociedad con Chevron, tomó la decisión de generar su propia arena silícea y dejar de importar ese material. Para eso compró un campo en la meseta chubutense, ubicado a aproximadamente 90 kilómetros de Dolavon, el cual contiene un importante yacimiento de esta arena.
YPF no procesaría la arena en Chubut y la trasladaría hasta una planta ubicada en Añelo (Neuquén), pero a modo de ensayo días pasados inauguró una planta en Canning (Buenos Aires) a través de la subsidiaria AESA.
Según datos difundidos por la empresa, la importación de este tipo de arena tiene en la actualidad un costo anual de alrededor de 500 millones de dólares a las petroleras argentinas y de ese total 350 millones de dólares corresponden a YPF.
No tener que importar arena silícea implicaría una reducción de hasta un 10% en el costo total de hacer un pozo, según indicó hace pocos días el CEO de YPF Miguel Galuccio. Hacer un pozo vertical con el sistema de fractura hidráulica cuesta a una petrolera unos 7 millones de dólares, y si la perforación es horizontal el costo se incrementa a 13 millones.
Según los especialistas, el consumo promedio de arena como agente de sostén para las maniobras de fracturas, por pozo, estaría cercano a las 1.400 toneladas y sólo la UTE entre YPF y Chevron estima un consumo de arena hasta el 2017.
El plan de YPF es trasladar las arenas de la meseta chubutense hasta Darwin, en donde la carga seguirá en tren hasta Almirante Cordero, para un último traslado en camión hasta Añelo, donde se emplazará una planta de procesamiento de arena 20 veces más grande que la inaugurada días pasados en Canning.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs