La basura se cruza con la campaña política



Basura: un problema sin solución que genera cruces en plena campaña

Fecha de Publicación
: 13/03/2015
Fuente: Clarín
Provincia/Región: Nacional


Tres precandidatos a Presidente involucrados en la pelea.El massismo denunció que ampliarán el relleno de la Ceamse y acusó a la Ciudad y la Provincia de no bajar la cantidad de residuos que mandan a enterrar.
El destino final de la basura que se produce en la Ciudad y el GBA volvió a colarse en la escena política. En pleno año electoral, el Municipio de San Miguel presentó ante la Justicia una medida cautelar para que frene una supuesta ampliación del relleno sanitario Norte 3 de la CEAMSE, desde donde negaron que se esté haciendo esa obra. El intendente Joaquín de la Torre, alineado conSergio Massa, acusó a Daniel Scioli y Mauricio Macri de no haber reducido la cantidad de residuos que envían a ese relleno.
"Ni el Gobierno de la Ciudad ni el de la Provincia de Buenos Aires cumplieron con su palabra de reducir la basura. No vamos a permitir agregar un módulo nuevo en el relleno ni autorizar la unificación de los dos existentes con una montaña que no estaba prevista en el plan original. Eso ya lo hicieron en Villa Domínico y fue un desastre”, afirmó el intendente De la Torre.
¿Cómo se originó este nuevo conflicto? José Richards, secretario de Gobierno de San Miguel, explicó: "Le pedimos un informe a la CEAMSE y respondieron que quieren hacer un tercer módulo de disposición de residuos que estaría en altura, sobre otros dos módulos que ya están saturados. Por eso presentamos el miércoles pasado una medida cautelar ante el Juzgado Federal de San Martín, para que frenen las obras. Hace años venimos denunciando que por el relleno no sólo hay mal olor sino contaminación de napas freáticas y otros problemas".
En San Miguel insisten con que la presentación no es política, porque de hecho el problema ambiental también afecta a municipios como Tres de Febrero, cuyo intendente, Hugo Curto, es kirchnerista. Pero los intendentes massistas tomaron la cuestión de la basura como una bandera política, básicamente porque están en la zona de influencia del relleno sanitario Norte 3; y porque la administración de la CEAMSE depende de la Provincia y la Ciudad. "Hace tres años le avisamos a la Provincia que no vamos a permitir que nuestros municipios se transformen en basurales eternos. Hay una impericia manifiesta en no haber convocado a los intendentes para encontrar soluciones alternativas", le dijo a Clarín el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis.
En la CEAMSE niegan una ampliación del relleno. "Lo que se está haciendo desde mayo del año pasado es un reaprovechamiento del espacio disponible, con relocalizaciones de algunas estructuras e instalaciones, lo que permitirá ampliar la vida útil del predio. Pero no tenemos autorización para ampliar su capacidad. Además, la obra que estamos haciendo ya estaba incluida en un convenio que firmamos con San Miguel en 2010", aseguraron voceros del organismo.
En el Gobierno porteño explicaron que no tienen información sobre ninguna ampliación. Y destacaron que en los últimos tres años redujeron un 44% la cantidad de basura que envían al relleno sanitario. En San Miguel lo relativizan, porque dicen que lo que dejó de llegar son escombros y no basura contaminante. Pero en el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño informaron que de las 6.000 toneladas que diariamente se recolectan en la Ciudad, hay 1.900 que terminan en la planta de áridos (los escombros) y otras 1.000 que se reciclan.
Más allá de la discusión sobre qué tipo de basura envía la Ciudad, la propia estadística de la CEAMSE parece indicar que el problema principal son los municipios bonaerenses, que siguen sin reducir de manera sensible la cantidad de basura que mandan al relleno, y en algunos casos hasta la aumentaron.
Es parte del problema crónico de la basura en el área metropolitana. El Gobierno bonaerense anunció en 2012 que iba a prolongar la vida útil del relleno Norte 3 hasta 2016 pero que los municipios debían reducir sus envíos, lo que no se cumplió. Tampoco se concretó el cierre definitivo de los rellenos de Ensenada y González Catán, que siguen funcionando pese a que la Justicia ordenó que dejaran de funcionar. El conflicto es que las autoridades no logran definir un lugar donde construir un nuevo relleno, por la inmediata oposición vecinal que despiertan ante cada intento.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs