Se prevén peores tormentas de tierra

Se prevén peores tormentas de tierra

Fecha de Publicación: 25/10/2009
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba



Biólogos afirman que la deforestación, la sequía, los incendios y el mal uso de los campos favorecerán esos fenómenos.
Un saldo de tres muertos, dos hombres y un mujer, y 11 heridos, uno de relativa gravedad, fue el saldo final del trágico choque múltiple ocurrido el viernes a la tarde en la autopista Córdoba-Bell Ville, a la altura de Toledo, 23 kilómetros al sudeste de la Capital.
Si bien las causas del desastre están en plena investigación (hay dos camioneros imputados por homicidio culposo), no hay que indagar mucho para darse cuenta de que el drama se desencadenó principalmente por: la fortísima tormenta de viento sur que levantó tierra e impidió la visibilidad, un deficitario operativo de la Policía Caminera y la imprudencia de muchos conductores que en vez de frenar y tirarse a la banquina, lo hicieron en plena autopista.
Más allá de esto no es la primera vez que ocurre una tragedia en Córdoba en medio de una tormenta de tierra. Hace dos meses se registró un drama similar.
El panorama no es alentador. Fenómenos de este tipo se seguirán reiterando con más frecuencia y cada vez con mayor intensidad, según aseguraron especialistas en biología consultados por La Voz del Interior.
"Si un día, un comechingón resucitara y viera lo que se está haciendo en Córdoba, se espantaría. Es que Córdoba se convirtió en una fábrica de polvo. Y antes no era así. La culpa de todo esto lo tiene el mal uso del suelo, por el tipo de cultivo que se hace en los campos, la deforestación y los incendios", señaló el presidente de Funam, Raúl Montenegro.
El biólogo afirmó que en la provincia se destruyó más del 90 por ciento de bosques nativos y la casi totalidad de las forestaciones pampeanas. "Sólo quedaron sus suelos, donde se expandieron cultivos como la soja. En los campos desprovistos de vegetación nativa, con sequía, la combinación de vientos fuertes y suelos desprotegidos es letal", añadió el ambientalista.
Para Montenegro la nube marrón que se levantó el viernes son "los campos que vuelan".
Cultivos y deforestación. En términos similares se pronunció la bióloga Cecilia Estrabou, docente de la Universidad Nacional de Córdoba, quien señaló que el fenómeno de la tormenta de tierra tiene directa relación con el mal uso del suelo. Remarcó que la situación se agravará. "El fenómeno de esa masa de tierra en suspensión representa que hay un suelo desnudo. Y esto nunca antes había sido así", remarcó Estrabou. "No sólo se talaron árboles cuyas raíces sostenían la tierra, sino que también comenzaron a reiterarse incendios forestales y se incrementó la práctica de un cultivo (soja, entre otros) que deja expuesta la tierra", refirió la especialista.
Cuando llega una tormenta con fuertes ráfagas de viento, todo esa tierra se levanta y se convierte en una cortina imparable.
Los especialistas señalan que los incendios forestales (este año ya se quemaron 300 mil hectáreas en Córdoba) agravan aún más esta compleja situación.
"Este proceso se está dando en toda Córdoba. Y esto va a empeorar, si no se adoptan medidas inmediatas", sostiene la bióloga.
Un futuro desalentador. "El panorama es muy grave. Hay que hablar de reparación, no de frenar esta destrucción, porque ya se destruyó el suelo. Ya es tarde. Ahora, hay que reforestar, recuperar el suelo", dice Estrabou.
Para Montenegro, de Funam, esto no va a mejorar en un largo plazo. Y la "responsabilidad" de esta situación, para el ambientalista, la tienen los productores rurales y el Estado que "no controla". "Los gobiernos deberían haber hecho que bosques nativos y cultivos coexistieran, pero no lo hicieron. Hoy respiramos los resultados", sentenció.
Las víctimas. ¿Qué decir de la tragedia? La tormenta causó un choque múltiple. Al ver los autos destrozados, el conductor de un camión frenó. Este vehículo fue chocado de atrás por una Ford Ranger (en la que iban Hilda Cuevas y José Rosso, de 76 y 74 años, ambos de Pilar) y por un Peugeot 206, donde iba Ismael Salvador (32), de Buenos Aires. Ambos coches fueron aplastados a su vez por otro camión. Cuevas, Rosso e Ismael fueron las tres víctimas fatales.
Además, hubo 11 heridos. La mayoría fueron llevados a clínicas de Río Segundo. Al Hospital de Urgencias de Córdoba fue llevado un hombre de 50 años que sufrió serias lesiones en el cráneo.
El fiscal Luis Nazar, de Río Segundo, imputó preventivamente por homicidio culposo a los conductores de ambos camiones.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs