Se intensifican las patrullas en Misiones

Se intensifican las patrullas para frenar el daño ambiental

Fecha de Publicación: 19/08/2008
Fuente: Linea Capital
Provincia/Región: Misiones


Guardaparques y gendarmes recorrieron la selva lindante al Parque Piñalito durante cuatro días. Detectaron distintos ilícitos que afectan al ambiente. El nuevo plan de acción del Ministerio prevé presencia en la frontera selvática y patrullas permanentes con otras fuerzas.
Un nuevo operativo de guardaparques y gendarmes, esta vez en proximidades y dentro del Parque Provincial Piñalito, descubrió varios ilícitos cometidos en contra del ambiente y permitió frenar otros, al decomisar nueve armas de fuego, destruir campamentos permanentes de cazadores, labrar actas de infracción y marcar una fuerte presencia en la selva y en la frontera, acciones que se desarrollan dentro del nuevo plan de acción que instrumentó el Ministerio de Ecología, Recursos Naturales Renovables y Turismo de la provincia.
Este operativo de cuatro días, conformado por quince guardaparques y gendarmes de la Sección de Operaciones Especiales en Monte de la Gendarmería Nacional Argentina, con asiento en Bernardo de Irigoyen, cubrió los predios que rodean al Parque Piñalito, en el departamento San Pedro, donde la caza y el apeo ilegal de árboles nativos es una actividad del folclore de la zona.
Las patrullas se realizaron del 7 al 10 de agosto, a través de viejos caminos de obrajes, "piques" (picadas), senderos abandonados, cursos de arroyos y trillos de cazadores que atraviesan la enmarañada mata verde, con resultados positivos, según definieron: cinco procedimientos donde secuestraron nueve armas de fuego; dos campamentos clandestinos de cazadores furtivos desmantelados; destrucción de las tablas de unos quince Pinos Paraná (Araucaria Angustifolia) nativos aserrados y acopiados en medio de la maleza, dispuestos para el traslado clandestino hacia la costa de Brasil; dos caballos de cazadores brasileños secuestrados y la evidencia de la caza furtiva en tres campamentos más: la carne ahumada de varias especies de la fauna en peligro de extinción colgada de ganchos y dispuestas en cajas, muy cerca de la pieles semiocultas en la maleza de los restos de venado, chanchos de monte, caparazón de tatú, pacas y pequeñas aves.
Ante la constante presión que sufre la selva misionera, el Ministerio de Ecología enfatizó los controles y las patrullas, que se realizan en conjunto con las distintas fuerzas de seguridad. En este caso, la sección de Monte de la GN de Bernardo de Irigoyen prestó seguridad, al igual que en el operativo de los primeros días de julio que se realizó dentro de la Reserva de Biosfera Yabotí, con los mismos resultados.

Depredadores e intrusos
Durante la campaña de cuatro días que cubrió unos 120 kilómetros en vehículos y caminatas diarias de casi diez horas, quedó en evidencia la presencia de cazadores furtivos y ladrones de árboles en pie, que los convierten en tablas perfectas aserradas con motosierras, a pulso, en el mismo lugar donde fueron apeados.
Tanto los pobladores locales como los que ingresan del Brasil de manera irregular cometen estos ilícitos. Los terrenos patrullados tienen rastros de cazadores de a caballo y la tierra exhibe la marca que dejan los rollos de árboles nativos que son arrastrados con bueyes hacia el Brasil y acopiados en la vecina orilla.
Durante la recorrida, por pronunciados cerros de caminos que serpentean entre laderas, arroyos y chacras de pobladores vecinos al Parque Provincial Piñalito, guardaparques y gendarmes constataron distintas infracciones y descubrieron campamentos permanente de cazadores en las propiedades privadas lindantes al parque Piñalito.
En los obrajes donde explotan el monte nativo no detectaron irregularidades con la cuestión forestal pero fue el lugar donde más armas decomisaron y donde habían animales faenados.
Los guardaparques del Ministerio de Ecología que participaron de este operativo fueron Víctor Matuchaka, Víctor Zémunich, Claudio Maders, Víctor Soley, Hugo Geier, Abel Gerber, César Núñez, Edgardo Tarón, Diego Martínez y Héctor Guayuan, mientras que los gendarmes, de la Sección de Operaciones Especiales en Monte de la Gendarmería Nacional Argentina, fueron Augusto Torales, Juan Domingo Pereyra de Melo, Teodoro Duarte y Marcelo Barrero, todos conocidos entre ellos, fruto de los distintos operativos conjunto que realizan en la zona desde hace años.
Ante esta problemática ambiental, el nuevo plan de acción del Ministerio prevé presencia permanente y controles intensivos en las zonas más críticas de la frontera, en una extensión de unos 150 kilómetros frente a Brasil.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs